LA ENVIDIA

LA ENVIDIA, es el deseo de que el envidiado no tenga lo que tiene o que no sea cierto su éxito o no sea tanto como parece, es decir no es que el envidioso quiera lo que el envidiado tiene (cosa bastante natural y humana sin ser “envidia”) sino por el contrario el envidioso no quier que este tenga NADA..”

La verdadera envidia es imaginativa y se centra mucho en el envidiado que en el envidioso. Esta va por dentro porque es algo íntimo ya que “manifestarlo” sería como reconocerse inferior al envidiado o envidiada.

El envidiado o envidiada muchas veces ni se entera, por lo que es el envidioso quien siempre se la pasa mal ya que este es un sentimiento fuerte totalmente tóxico y asfixiante y más si se genera en alguien por lo que sea en una posición superior o jerarquizada sea porque la otra parte es más joven, o más lista o más guapa o de mejor físico y verse superado por ese o esa inferior por lo tanto es doloroso a no ser que el envidioso en su posición superior pueda atribuirse todos los méritos o parte de ellos o victimizarse.

El tener cerca a esa persona que se envidia es mucho más fuerte aún de ahi esa frase que dice: “La envidia del amigo puede ser peor que el odio del enemigo” ya lo decía Sir Winston Churchill: “En la vida hay amigos, conocidos, adversarios, enemigos y compañeros de partido” que lo dice todo acerca sobre la envidia del más cercano, la que se siente cuando se producen éxitos de los propios compañeros y que puede a veces hacer que se prefiera más que haya ocurrido el éxito del adversario que el propio protagonizado por compañeros o colegas o amigos a los que envidiamos. Aunque no siempre ocurre, pero cuando se da en cualquier ambiente de connotación competitiva, se hace necesario tener en cuenta que las felicitaciones o el comportamiento hipócrita de los amigos o compañeros puede no ser más que una tapadera de su envidioso sentimiento.

Así mismo sucede en la familia, particularmente entre hermanos, altamente dolorosa y asfixiante en el envidioso que en el envidiado y es una tarea en la que los padres deben de actuar con mucha responsabilidad y tino para no generar envidias ni rencores entre ellos.

El envidioso o envidiosa trata siempre de convencerse o mejor dicho esta convencido o convencida de que no es tanto lo que tiene el envidiado es decir de infravalorarlo-la diciendo muchas cosas y consideraciones con la única finalidad de aliviar su propia envidia. Así mismo el envidioso suele quejarse por todo y de todo hipócritamente del envidiado como que todo lo que este dice es mentira, exageración, porque en el fondo lo que menos desea es que todo sea cierto y por ello le vaya super bien y al envidioso no o tal vez si pero no le gusta que al envidiado le suceda. Si consigue convencerse asi mismo de todo lo que “imagina” se engaña para sentirse mejor.

Otro recurso del envidioso es decir o pensar que el envidiado o envidioso a conseguido lo que tiene de malas maneras o con “artimañas”. También se urga y se busca desventajas o los fracasos del envidiado para aminorar el impacto de sus logros.

Hay ocasiones en las que el envidioso o envidiosa no pierde ocasión de castigar psicológica o incluso físicamente al envidiado, hablar mal de la persona, de su forma de ser o actuar con todo el disimulo posible claro esta… El tema es que siempre conseguirán un pretexto o una excusa para hacerlo.

Asi tenemos que cuando el envidiado fracasa, aparece el envidioso en todo su esplendor en donde su alegría y regordeo aparece y lo hace flotar en el aire, también conocida como la “alegría maliciosa”. Que no es más que la felicidad que le produce que le vaya mal a su envidiado o envidiada. Generalmente el envidioso en este tipo hasta se vuelve pitoniso acertando con sus pronósticos hacia el envidiado es decir cuanto peor para el o ella mejor para mi. Y no cabe duda que esta es una de las mayores fuentes de la hipocresía en toda regla porque puede ser que su fracaso o derrota o traspie de su envidiado le haga tan felíz pero ante el o ella le muestra su lado más preocupado y triste haste se atreve a darle consejos y muestras de afecto.

Y es que las personas más envidiosas o más propensos a la envidia como son las de baja autoestima (por ejemplo) son tambien las más prestas que las menos envidiosas a sacrificar lo suyo como ganancias o logros para reducir los de sus oponentes o rivales. Es decir, que por ejemplo si están perdiendo dinero lo pierden pero son más felices si la otra parte pierde más o cede. Los pone contentos y tienen esa alegría maliciosa al saber que el otro u otra perdió también o perdio más o muestran envidia al saber que el otro gana aún más… Y este tipo de envidia esta relacionada con la recompensa y el placer. La derrota del rival, puede alegrar tanto o más que la propia victoria, que el propio éxito.

Las características típicas de una persona envidiosa son:

El sarcasmo, que no es más que un tipo de “burla” en el que se dice una cosa para dar a entender lo opuesto o algo diferente, mensajes con doble sentido e intriga. Las palabras dicen algo, pero el sentido que se les quiere dar es otro. Normalmente combinan un mensaje agresivo con uno amable en donde finalmente prima la ofensa.

Dicen las cosas directas, disparan a matar, no utilizan filtro y su “supuesta sinceridad” se convierte en una agresión y groseria. También hacen críticas despiadadas, sin ningún reparo, como si algo les diera derecho a hacerlo, son los típicos de decir eres o te haces o basta ya de que me tomes el pelo… deberías hacer tal cosa y no esta… Son quienes comparten su opinión sin que nadie se la pida siendo esta nada positiva ni de aportes.

Son dulcemente sádicas, o sádicos es decir muy pero muy aparentemente “amables y educadas” Atentas, afables pero siempre haciendo algo que entorpece o atraza tus planes o poniendo piedras en el camino hacia el logro de objetivos y si es una relación sentimental lo hacen igual porque el celo realmente es envidia. Sin embargo en su defensa suelen decir pensar y se convencen de que nada que hacen es intencional, son inocentes, ignorantes o confiados y dan excusas en donde tratan de hacerte entender que nunca tenian intención de perjudicarte o vuelven a victimizarse.. También son los que sin querer te derraman una copa en el vestido, te avisan a último momento de una reunión programada, o no te cuentan las cosas para tomar una decisión importante siempre de forma unilateral.

Solidarios mezquinos, una de sus características más frecuentes y la más dañina. Siempre dicen es que me gusta ayudar, solo quiero ayudarte en que te puedo ayudar… simplemente porque son entrometidas porque buscan conocer más de tu intimidad o asuntos personales como puede ser con una pareja o con sus amistades o de otros círculos para luego con la información recabada puedan tener herramientas, o tratan como sea de averiguar indagar para luego generar confusión y si tienen amigos en común pues extenderlos. Siempre están pendientes de quienes envidian hasta están ahi para darles consejos, crean malestares innecesarios. Siempre movidos por la envidia pura y dura.

Les gusta compararse porque creen ganar con ello… actitud muy propia del envidioso porque es muy egocéntrico. Se adjudica lo que no es suyo como apreciaciones, frases, clichés, comparándose con los demás para ganar en las comparaciones que plantean porque desean demostrar que son superiores por contraste, se adjudican físicamente por ejemplo lo que no son, moralmente, etc.

Detallistas y fijones.. parece que no pero están pendientes de todo lo tuyo si eres el envidiado claro esta, para luego lanzarte o lanzar en otros lados ridiculizaciones y exaltar lo propio.

También les aflora la envidia cuando la otra parte tiene cantidad de dinero o gana cantidad de dinero que esta persona no, cuando la otra parte tiene relación sentimental que esta persona no, cuando la otra parte posee el atractivo físico que esta persona no o tal vez es de un status inferior al de esta persona y duele más… El éxito profesional de otras personas que no es el de ella o le cuesta más, y si hablamos de las redes sociales, suelen causar fuertes sentimientos de envidia, auto seleccionan mucho sus fotos, diciendole al mundo que lo tienen todo, experimentando envidia de las actividades y estilos de vida de los demás o sus amigos por ejemplo si el o ella lo hace yo también y mejor.. además suelen presentar sentimientos de ansiedad, muchos de depresión o gran stress. .

Por lo demás todas estas manifestaciones de la envidia son también expresiones de inseguridad ya que la persona en cuestión no logra verse a sí misma de manera autónoma, sino que se mira a través de los demás. Así mismo los logros de otros o satisfacciones de otros le recuerdan sus vacíos o insatisfacciones. No deja de sufrir y se agudizan más sus frustraciones sus problemas y el clásico porque a mi si soy tan buena persona, y dependiendo si esta frente al envidiado envidiada porque no a ti.

En conclusión se tiene que entender que una persona “envidiosa” es una persona “tóxica”, afecta a tu motivación, inspiración y bienestar emocional. Te irradia energía negativa y lo sientes al final de tratarla, es decir que sientes que no te aporta nada y aunque no sea su intención logran sacar lo peor de ti.

Todos nos merecemos relacionarnos con personas que te hagan disfrutar el momento, que te apoyen y te agrade pasar el rato con ellos y más si colaboran a tu crecimiento personal de ahí la importancia de identificarlas para evitarlas de ser posible, por lo que debes tener en cuenta que estas personas gustan de…

  • Intentar controlarte, que no es lo mismo alguien que le guste tener todo en orden que alguien que le gusta manipular a los demás a su antojo. Es decir que intenta como sea forzarte a que hagas algo que realmente no quieres hacer porque a esta persona le apetece o cambiar tu forma de ser para sus intereses no para los tuyos.
  • Te mienten constantemente, son mentirosos o mentirosas compulsivas ya sea de mentiras pequeñas como de las grandes y le mienten a todo el mundo, si ves que le miente a muchas personas puedes estar seguro que te miente a ti también.
  • Siempre son las víctimas, es la forma muy sútil de ser alguien tóxico, la más común. Siempre tiene algo de que quejarse y si no lo hace porque ya le has leido la cartilla pues se queja de no contarte porque te incomodas entonces igualmente se victimiza, pero no es por nada siempre le suceden o le sucederán cosas malas… Por más convincentes que parezcan solo quieren que la vida y los demás les demos más de lo que ellos están dispuestos a dar
  • Sutilmente chismosos chismosas, siempre hablan de otras personas, lo que es aburrido si no lo eres a largo plazo.
  • Siempre creen tener la razón, tratando de dominar la conversación se alteran con facilidad porque no quieren perder y no te dejarán hablar y de ser posible como son personas frustradas no te dejara hablar y para lograrlo te cortará en seco, se dará la vuelta o te cerrará el teléfono. Llegan a hacer de una conversación un verdadero desafío que debe ganar.
  • Son negativos en el fondo, porque puede quejarse sin parar y arruinar tu dia hasta echarte la culpa o a un tercero de su problema.
  • Son siempre quienes pueden afirmarte de forma cínica que nunca han sentido envida por el contrario el envidiado siempre ha sido el o ella pero no te dice el porque, si le conoces menos que menos… Por lo que no se le debe dar demasiada credibilidad. Más aún sabiendo que la envidia es un sentimiento muy arraigado en la naturaleza humana con profundas raíces evolutivas, es decir es un sentimiento que se vino gestando con fuerza en el pasado.

Recomendaciones

Una adecuada información y educación desde la infancia sobre la envidia y sus consecuencias negativas debería ser una buena manera de empezar a combatirla, porque una vez anclada en uno no es fácil poder con ella pero si es importante desanclarla por el daño que produce.

Ese intento debería hacerse en esta etapa conversando para poderlo separar del modo de conducta de quien la esté anidando. Evitar el sentimiento de envidia cuando hay circunstancias que nos abocan a él es muy difícil, pues las emociones se imponen, incluso contra nuestra voluntad, y su control no está en nuestras manos.

Otra cosa es nuestra reacción, cuando se siente envidia, que si se puede controlar y la forma eficaz sin la intervención de un profesional sería en hacer un esfuerzo para razonar sobre el envidiado y sus éxitos de un modo positivo pensando que lo que consiga lo ganó sin ningún deseo de dañarnos. Normalmente el envidioso no razona sobre lo que detesta por lo que para el o ella el envidiado es un ser detestable, aunque nunca se llegue a reconocer y si le reconoces es porque a lo mejor ya no le sientes porque te has percatado que sea tu rival o competidor, pero la clave para evitar la envida en si está en ser capaces de evitar el rechazo. No ser celosos de que a los demás les vaya bien o tengan mejor físico que tú o logros, pensar que eso no te perjudica pensar que las inercias y energías competitivas siempre están mejor empleadas cuando las utilizamos para competir con nosotros mismos y superarnos (envidia benigna) que cuando las dedicamos a tratar de denigrar a quienes envidiamos (envidia maligna).

En resúmen CUIDADO!!!

Si crees que tienes muchas de estas características o ¿Eres una persona envidiosa? visita a un profesional y descúbrete con ella o el porque desafortunadamente la envidia es peligrosamente dañina más para ti que para tu envidiado. Y si estas cerca de un envidioso o envidiosa aléjate y si le quieres pues…………. veamos el siguiente video..

Un comentario en “LA ENVIDIA

  1. Cristina Barcelona dijo:

    La envidia se presenta muchas veces disfrazada.. La gente que lo tiene todo puede envidiar tranquilamente, es decir esto no les exonera de nada (que es su justificación para que no se les encasille de envidiosos) ya que envidian deseando que su envidiado no tenga nada.
    La envidia en la religión católica es un pecado capital.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s