PROTOCOLO EMPRESRIAL e IMÁGEN PERSONAL (II)

Continuamos con la segunda parte de PROTOCOLO EMPRESARIAL e IMÁGEN PERSONAL, artículo que tiene como objetivo propiciar actitudes positivas en torno a la importancia del PROTOCOLO, fundamental para construir el concepto de marca y de la imagen corporativa que anhelamos.

PROTOCOLO EMPRESARIAL

El protocolo empresarial es el conjunto de reglas sociales y formales que deben cumplirse en la empresa en el se establecen las pautas y los límites que rigen, que permitirán guiar o regular una determinada acción y de la que se desprenden nociones como las del protocolo de comunicaciónprotocolo de investigación, entre otras y para entender el concepto, debemos saber que empresarial es un adjetivo que refiere a lo vinculado con las empresas (organizaciones que desarrollan una actividad productiva o comercial con fines de lucro) y los empresarios (dueños de las empresas). Dicho esto, el protocolo empresarial suele regular el comportamiento de la empresa interna como externa fijando normas de convivencia entre sus miembros, estableciendo criterios de comunicación puertas afuera, además de que recopilan normas a seguir para planificar, desarrollar y controlar acciones promovidas por la empresa. En muchos casos el protocolo empresarial no sólo incluyen reglas creadas por empresa sino que también recogen pautas fijadas por el Gobierno al que pertenecen.

El Protocolo en las empresas es mucho más importante de lo que parece y ha  evolucionado. A pesar de que nació en el mundo de las recepciones oficiales, bien utilizado en la Dirección de Empresas es un arma totalmente poderosa por lo que debe ser objeto de especial atención y llevado a cabo por personal especializado. En toda Empresa en donde se desee proyectar una imagen de seriedad y de eficiencia, así como de competitividad con cualquier homólogo nacional o extranjero, por lo que es una necesidad VITAL atender las prácticas protocolarias en todos los aspectos de las relaciones humanas dentro como fuera de las empresas

Unos de los puntos fundamentales del Protocolo Empresarial aplicables para cualquier tipo de empresas como para la excelencia personal son:

La información.- Su importancia radica en que cuando se esta informado aprendemos, nos fortalecemos y adquirimos mayor seguridad para avanzar en nuestros cometidos con una mayor determinación.  Muy importante para las empresas que desean ser referentes, mantenerse, ser competitivas ya que suelen arriesgar mucho y un error puede costar los puestos de sus miembros hasta su desaparición en el mercado, por lo que se necesita estar informados para estar siempre un paso adelante o como mínimo vigentes. Por esta razón, el protocolo empresarial debe incluir en sus bases la obligación de estudiar cada aspecto de una idea antes de lanzarla y tomar una decisión, saber de los clientes con los que deberá tratar como costumbres, preferencias, cultura y así evitarse problemas. 

La imagen personal.- equivale a la buena presencia, no deja de ser relativo y ambiguo porque varía según quien o quienes o que empresa. En una empresa la  vestimenta puede variar y se puede permitir que uno vaya en traje y otro en jeans, dependiendo generalmente del cargo que se ostente y su posición o lugar de trabajo. Es posible romper con las tradiciones y las imposiciones, pocos consiguen imponer nuevas reglas, por lo que es recomendable evitar decisiones de última hora o innecesarias como parte del protocolo empresarial, debido a que las reglas están hechas en este aspecto y lo único que podemos hacer tal vez es modificarlas a conveniencia pero con gran criterio y solvencia. Entre los beneficios del protocolo en la imagen empresarial es que la imagen de las empresas se ha convertido en algo tan global como el contexto en el que operan y en el que son observadas ya que:

  • Te reciben como te presentas y te despiden como te comportas”
  • El protocolo no es un lujo, sino una necesidad”, por lo que todas las empresas, independientemente de su tamaño, destinasen una buena parte de sus recursos en cuidar su imagen, aunque sólo sea porque, aún sin pretenderlo, las empresas siempre comunican.
  • El protocolo empresarial es un elemento dinamizador que ayuda a maximizar el potencial comercial de las empresas.
  • La cordialidad hace más fluidas las relaciones entre clientes y proveedores por lo que saber utilizar la buena educación en los negocios, la etiqueta empresarial, los buenos modales contribuyen al éxito en cualquier negociación.
  • El protocolo aporta a la empresa 6 valores fundamentales añadidos tales como:  1 Imagen. El protocolo de empresa ayuda a difundir la imagen de la empresa mediante actos y apariciones públicas. 2 Proyección. El protocolo ayuda a la proyección social de la empresa contribuyendo en mejorar las relaciones con los diferentes públicos. 3 Comunicación. El protocolo comunica los mensajes de la empresa de modo eficaz. 4 Procedimiento. El protocolo establece normas y  técnicas de organización, estableciendo procedimientos de actuación que aporta calidad a los actos y a las relaciones. 5 Rentabilidad. El protocolo de empresa como herramienta consigue incrementar los beneficios de la misma, optimizando el resultado de cada acto. 6 Prestigio. El protocolo ayuda a conseguir una imagen favorable de la empresa como consecuencia de una excelente actuación.
  • El beneficio del protocolo en la imagen empresarial es el equivalente a ser respetuoso, puntual, discreto, cortés, agradable y positivo. Así como el interesarse por los demás, vestirse de acuerdo a las circunstancias, utilizando un adecuado  lenguaje oral, escrito y corporal

Seguridad y determinación.- para poner en práctica los dos anteriores puntos en donde muchas veces es más importante lo que hacemos con nuestros conocimientos que los conocimientos mismos y teniendo una buena cantidad de información y respetando las pautas para mantener la buena imagen personal o buena presencia, lo que sigue es que se nos perciba como una empresa evolucionada y respetable.  Por lo tanto,en al esto es clave para su supervivencia mientras que en lo personal es una cualidad que no podemos forzar.

El Protocolo es conveniente aplicarla en todas las áreas de la empresa, siendo indispensable llevarlo a cabo en los mandos altos y medios.  Normalmente, se suelen presentar situaciones importantes que requieren de conocimientos especializados sobre funciones protocolares para enfrentar y resolverlas con prontitud, eficiencia y buen juicio por lo que es importante que dentro de las Empresas se contemple la infraestructura necesaria que responda a los diferentes retos que se vayan presentando.

A continuación las vertientes de aplicación del protocolo de mayor importancia dentro de las labores empresariales que ofrecen en su práctica una gama bastante amplia de aspectos interesantes: 

Cita de negocios.- tan importante en el trato externo en el como solicitar entrevistas con autoridades públicas u otros empresarios, la misma que tiene unas pautas en el que generalmente se hace por teléfono, considerando antes de llamar lo siguiente:

  • La hora menos vulnerable de la autoridad o empresario/ejecutivo que se desea visitar.
  • Planificar de antemano lo que se tiene qué decir al teléfono para demostrar desde ese momento seguridad y decisión.
  • El que solicita la cita debe destinar el tiempo suficiente y con calma para concertarla, sin apresuramiento, presión ni interrupciones.
  • Al momento de la toma de contacto el nombre y el cargo de quien habla inician la conversación y a continuación se anuncia el motivo central de la llamada que es una cita.
  • La brevedad en estos casos es decisiva, por lo que en pocas palabras hay que crear interés, sin dar toda la información, expectativa y plantear dudas que serán cubiertas en la entrevista.
  • Por telefono debemos hablar con claridad y transmitir entusiasmo así mismo tener una escucha activa y dejar que la persona domine la conversación, tomar nota de sus requerimientos y sus deseos.
  • Para facilitar la situación es necesario que, al pedir ser recibido por un ejecutivo, (si al telefono está su secretaria etc.) se proponga fecha y hora ofreciendo opción para que el mismo la elija.
  • Si la comunicación es directa con la persona de la cita, el trato debe ser muy cortés y respetuoso, sin tutearlo ni llamarle por su nombre a no ser que este o esta se lo indique.  El tratamiento debe ser de señor o señora o aludiendo a su profesión.
  • En el caso de que dentro de la cita se planee una presentación con material u herramientas se le debe decir, para que le asignen un sitio especial para hacerla.

Aún cuando el primer contacto pueda hacerse por vía telefónica, el protocolo señala que en todos los casos deba enviarse, de manera posterior, la solicitud por escrito para formalizar el compromiso. Actualmente es común hacer llegar los escritos por correo electrónico para ganar tiempo y se considera una falta seria su omisión por su valor como una especie de conformidad de lo acordado para asegurar el éxito de la gestión con la suficiente antelación, darle seguimiento hasta lograr la respuesta definitiva y confirmar pocos días antes.

La Imagen y su proyección.- En el desempeño laboral del Empresario, Ejecutivo o Personal en general como en la vida misma es importante contar con una buena  imagen, cuidar los detalles de la impresión que proyectamos o queremos proyectar a los demás, tanto por nuestro aspecto como por nuestro comportamiento social, la forma de comunicarnos con las personas que nos rodean. Son los funcionarios quienes dan la cara en representación de la empresa, por ende los que fabrican la imagen de la propia empresa por lo que cada uno esta en la capacidad de “crear” su imagen ante los demás y ante él mismo y para esto es aconsejable…:

  • Analizar nuestros propios actos, para que el desempeño sea equilibrado y de óptima relación con los demás, buscar la seguridad y reforzar la autoestima.
  • Es importante que el Empresario, Ejecutivo o Personal en general como uno mismo aprenda a reconocer los valores personales, así como los límites y las posibilidades de cada cual, aceptar nuestras debilidades y resaltar nuestras fortalezas o virtudes con mesura considerando nuestra propia personalidad y el entorno en el que uno se desenvuelve. 
  • La seguridad en sí mismo se transmite.  Sea por la actitud que se adopte frente a las diferentes situaciones que se presenten y la expresión corporal es clave para dar una imagen agradable, así una persona segura debe tener las piernas paralelas, un poco abiertas, el tórax recto, la cabeza en alto, la mirada vivaz y las manos relajadas, si no tiene las manos ocupadas, dejar caer los brazos al lado del cuerpo sin colocar las manos en los bolsillos mientras conversa con alguien y si hablamos de una mujer segura, igualmente debe estar de pie de forma erguida con la cabeza levantada, el pecho al frente, las piernas rectas, adelantando un poco una de ellas y alternando la posición suavemente, resaltando su condición femenina.
  • El forma de caminar y sentarse, caminando la mejor forma de proyectarse es el hacerlo de forma pausada con pasos de acuerdo a lo largo de las piernas y moviendo los brazos en armonía y al sentarse lo más importante es el equilibrio del cuerpo descansando en la región lumbar, armonizando con los brazos que yacen en los del sillón; las manos relajadas colocadas sobre las piernas sin hacer movimientos con ellas, a no ser que acompañen alguna expresión oral que deberan ser esas sutiles y con los brazos no tan extendidos.
  • El rostro, sin duda es el punto de mayor expresión que tenemos y tener los músculos relajados del rosto reflejan serenidad. Se aconseja que la expresión que debemos tener es la de la amabilidad y vitalidad con los ojos siempre fijados en quien nos escucha y una risa de ser oportuna medida obedeciendo siempre a una razón valedera. 
  • Nuestra voz,  un punto importantísimo como fundamental, la misma que debe ser firme y segura, con una debida entonación por lo tanto gradual de acuerdo siempre al tema que se este tratando.
  • La comunicación gestual debe ser siempre cuidadosa y mesurada para dar puntos al Empresario, Ejecutivo o Personal en general como a uno mimso ante los demás.  Y es que por medio de nuestros gestos no verbales o movimientos, damos a conocer involuntariamente lo que no expresamos en forma verbal, por lo que si no lo dominamos estaremos expuestos a revelar lo que no queremos , mediante un gesto, pensamientos adversos lo que puede hacer peligrar una negociación o una relación conveniente para la empresa por lo que tener el control de estos gestos en la comunicación gestual es importante para el éxito, y se le debe poner mucha atención. La imagen es por ende el primer mensaje de la comunicación interpersonal y la primera impresión que causemos son críticos porque el aspecto y lo que proyectemos dirá mucho antes de que se nos oiga.

El profesionalismo tanto en hombres como en mujeres se puede perder si se proyecta  una mala imagen debido a un error de comportamiento.  La aceptación o el rechazo de los demás es determinante en el logro de los objetivos por lo que la imagen que se proyecte será la imagen que se formarán de la empresa. Por lo que es vital lograr un equilibrio entre la capacidad profesional + la imagen y el comportamiento social a demostrar a diario por el prestigio de la empresa a la que se pertenece siendo en todo momento ejemplo de cortesía dentro y fuera de esta. 

La precedencia.- Como ya explicamos en el artículo anterior, la precedencia es el lugar que a una persona o autoridad le corresponde con relación a otra que viene detrás; en todo acto o solemnidad en que concurra con otras personas. En cuanto a la fijación de esos lugares, nos podemos encontrar dos situaciones, una es la relacionada con el personal interno y la que se debe seguir en atención a las personas ajenas a la empresa. 

Para resolver el problema de las precedencias que se suelen presentar en ciertas actividades empresariales en el que se tiene que ubicar a personas de jerarquías importantes que se han hecho presentes en el recinto por alguna razón, se deberá tomar en cuenta en principio a la estructura de la Empresa que encontraremos en sus estatutos o documentos sobre organización interna donde aparezcan los puestos y los niveles de cada funcionario y/o trabajador. En algunos casos en esta reglamentación se menciona el orden de precedencia que la empresa fija para su personal, (de ahí la importancia de consultar estos documentos) ya que cada empresa es indistinta adoptando cada una la suya en función de sus objetivos.  Y es el encargado de Protocolo o de RR.PP. el que debe  informarse de la estructura organizativa de la empresa, sabiendo que puede tener o no algo en común con las empresas que el pudo conocer y así, poder realizar con éxito la precedencia tomando en cuenta una serie de elementos específicos para determinar el lugar que cada persona debe ocupar tales como:

  • Para los empresarios, su importancia y fecha de fundación de su empresa, edad y actividades que desempeña o ha desempeñado.
  • Para otras personalidades, historial personal, género y edad.
  • Si son actos y asisten autoridades públicas, lo conveniente es alternar a los empresarios con dichas autoridades, considerando como criterio de colocación la afinidad entre las áreas de trabajo de estos.
  • Si al acto asisten personas de varias empresas, la precedencia se hace mixta para lo cual habrá que determinar la colocación de las personas atendiendo a la cortesía y a la cercanía de las relaciones entre los participantes.
  • Al fijar la precedencia, se debe tomar en cuenta la calidad y el prestigio de las personas físicas como las empresas con relación al entorno social donde se desenvuelven. El protocolo en su aplicación debe considerar, los intereses empresariales, la naturaleza de la actividad y su valor ético frente a los supuestos puramente comerciales. De hecho, los casos de precedencia mixta son delicados y difíciles, porque no existe normativa y solo la experiencia y el criterio serán los fieles consejeros.
  • La práctica de intercalar personalidades es la aplicable, pero, hay que basarse en diversos criterios que se tornan subjetivos, como el ámbito territorial, relaciones más o menos estrechas entre las entidades asistentes, grado de colaboración en sus fines comunes, la existencia de patrimonio que las una y en general cualquier criterio que pueda tener un sentido aceptable, por ejemplo, mayor representación, mayor antigüedad, la relación con el acto que celebra y la vinculación con los anfitriones.

La comunicación.- En el caso de la empresa, la comunicación es el elemento fundamental del tipo de relación que se entabla y se mantiene entre ejecutivos y la forma más efectiva de lograr esta transmisión es por la expresión verbal o escrita.  Para esto, la expresión del Empresario, Ejecutivo, Funcionario deberán tener ciertas condiciones o cualidades o parámetros que aseguren la comunicación con los demás y estas son 4 fundamentales y necesarias:

  • La claridad
  • La concreción
  • La concisión.
  • La brevedad .

Y por supuesto al emitir el mensaje hay que asegurarse de que este ha sido elaborado con estas condiciones para que se pueda entender y percibir sin dificultad por su destinatario o receptores. Así mismo, en las comunicación en las Empresas existen diversos tipos de relaciones:

  • La establecida en el interior de la empresa, que puede ser ascendente, horizontal y descendente entre los compañeros de trabajo
  • La necesaria hacia el exterior entre los ejecutivos, sus homólogos de otras empresas, con los clientes o los proveedores haciendo referencia a la verdad siempre.

Una conversación desarrollada de manera conveniente en los negocios puede lograr su objetivo siguiendo ciertos parámetros de estructura de la conversación, la cual debe ser breve, clara y directa (temática específica evitando digresiones y alusiones constantes al “yo”). Toda negociación o intervención importante debe ser planeada con anticipación, (organización de los pensamientos, planteamiento de las cuestiones en el orden requerido e imaginar las preguntas posibles para preparar las respuestas). Si la conversación es en grupo, es importante tener seleccionado el tema o los temas a tratar. No es conveniente tratar temas de politica, religión, o  aceptar participar de habladurías o críticas de los demás o de temas de mal gusto. Un buen conversador o buen anfitrión, es amable y tiene sentido del humor, lee mucho y se mantiene informado. Practica la escucha activa, formula preguntas abiertas y le da importancia a los demás prestandoles real atención así por lo tanto tenemos entre la comunicación oral las de recibimiento o recepción, reuniones, eventos, discursos, conferencias, conferencias de prensa, comunicaciones personales informales, videoconferencias, teléfono gratuito para preguntas, quejas o sugerencias.

En cuanto a la comunicación interna de la empresa, tanto jerárquica como del mismo nivel, debe mantenerse dentro de un diálogo respetuoso, amable y solidario. Dentro de la comunicación escrita interna tenemos las cartas, comunicados internos, informes y memorias anuales para el personal, cartelera de anuncios, paneles y buzones de sugerencia, emails, invitación, saludos, otros. Por otro lado la superioridad de jerarquía es la que más cortesía exige. marcando las distancias de manera automática si el que tiene el poder lo realiza ejerciendo su autoridad naturalmente, siendo justo y equitativo, con respeto hacia los demás y sabiendo delegar responsabilidades. Es vital que los superiores reconozcan y valoren el esfuerzo de su gente o equipo de manera notoria y de ser posible otorgando alguna recompensa, no necesariamente económica porque más se aprecia la actitud solidaria, la palabra oportuna o una certificación o diploma.

En cuanto a la comunicación externa, el trato es igualmente trascendente por la forma de desempeño frente a las personas. La empresa, para los dueños, gerentes o presidentes, es una extensión de su casa y su comportamiento hacia los demás presenta ligeras variantes de lo que practican en su hogar por ejemplo así como en la casa el que recibe es el jefe de familia, en el caso de recibir la visita de alguna autoridad o de una persona de otra empresa, es el protocolo que este sea atendido por un funcionario con igual o superior jerarquía, nunca por un inferior. Del mismo modo, el visitante tiene ciertas obligaciones protocolarias, el que lo recibe debe igualmente asumir determinadas actitudes de cortesía y reciprocidad, por la conveniencia de su empresa de iniciar y mantener una buena relación con el visitante por lo que a la llegada del visitante el anfitrión debe situarse en la puerta de entrada si ésta da a la calle, y en la salida del elevador si se trata de un edificio. Si el visitante es muy importante, pero de menor jerarquía que el dueño o presidente, quien le espera a su llegada deberá ser el encargado de RR.PP. o de protocolo de la empresa, si se tratara de otros visitantes deberá elegirse a alguien para que lo reciba de acuerdo con el cargo que el visitante ostente. Si la recepción de una persona externa es en la oficina, la actitud del anfitrión se determina por la jerarquía del visitante y por el grado de estrechez de la relación que se quiera entablar o mantener con la entidad representada por el visitante.

Así mismo el protocolo ordena que el anfitrión, sin importar su género, reciba de pie y fuera de su escritorio al invitado, le tienda la mano con amabilidad y sonría viéndole a los ojos, manifieste que le esperaba, así como su buen ánimo y predisposición para atenderle y, enseguida invitarle a tomar asiento. Y si la relación es cercana, el lugar será en una mesa o en un sofá en la que el anfitrión ocupará un lugar cercano al visitante y si la relación no es cercana, el lugar será la silla frente al escritorio, y el anfitrión ocupará su lugar de costumbre dejando la barrera del escritorio entre ambos. Igualmente el tiempo fijado para la entrevista se debe de respetar rigurosamente, por lo que no debe haber interrupciones para que se pueda atender a la visita de forma conveniente, escuchándole con interés y al finalizar dicha entrevista el anfitrión deberá acompañar al visitante a la puerta del despacho, al elevador o hasta la puerta de entrada, dependiendo de las jerarquías, y a veces del género, ya que algunas personas siguen acostumbrando mayor consideración a las damas.

Si el invitado es extranjero, hay que tomar nota en sus costumbres y organizarnos para ser bien cuidadosos y asi evitar confusiones o malestar ya que por ejemplo el saludo efusivo con abrazos o besos acostumbrado en algunos países podría molestar a otros de otras nacionalidades así como la falta de puntualidad que para la mayoría de extranjeros es ofensivo. 

La comunicación escrita es muy importante, destacando en ella, la presentación impecable y ordenada, respetando los signos de puntuación y redacción. Antes de elaborar una comunicación se debe considerar a quien va dirigida, el motivo y como  podemos expresar lo que deseamos y para ello se debe pensar en la posición de la persona en relación con la empresa y con nosotros mismos, en la forma más concreta y clara en que podemos expresar el contenido y en las mejores expresiones a utilizar para que la transmisión de nuestro mensaje sea realmente recibido como lo deseamos.

Las comunicaciones escritas más usuales fuera de la empresa son: las cartas comerciales, que se utilizan para tratar asuntos de comercio, para formalizar algún asunto pactado verbalmente o en ocasiones, para asuntos confidenciales, caso en el que son manuscritas. La redacción de estas reflejan la imagen de la empresa en el exterior y pueden ser de avisos, notificaciones, felicitaciones, invitaciones de tipo protocolario, cartas, correo electrónico, saludos, Las utilizan las personas que ostenta cargos de mando, y no deben utilizarse para asuntos de carácter reservado. Y dentro de la comunicación interna tenemos los informes, memorandos, circulares y notificaciones.

  • Acerca de las Invitaciones.- No es lo mismo un “saludo” que una invitación como tal. El primero es más protocolario y elegante, y sirve para invitar, felicitar o notificar una determinada cuestión a su destinatario. Las invitaciones serán siempre horizontales, y deberán adjuntar el tipo de vestimenta que se exige (frac, chaqué…). Por norma, se solicitará confirmación de asistencia.

El Saludo y las Presentaciones.- Se considera todo un arte el saber presentar y el presentarse por lo que pasar por alto los detalles puede poner en evidencia la ignorancia de las normas que rigen esa acción. Se debe tomar en cuenta elementos como la edad, rango, categoría o jerarquía; en cuanto al género, es importante señalar que en la empresa la mujer no es considerada en razón de su género sino de su cargo. Así mismo hay establecido un orden estricto con pocas excepciones tales como que los hombres son presentados a las mujeres, los jóvenes a los mayores y quienes ostenten un cargo inferior, a aquellos situados por encima en la escala jerárquica. Para presentar bien es preciso.

  1. Conocer bien el nombre de quien se debe presentar; si no se sabe, es mejor preguntarlo que pasar un mal momento. 
  2. Si al ser presentados nos percatamos de que no es recordado nuestro nombre, decirlo enseguida salva la situación.
  3. Nombres o apellidos de difícil pronunciación deben decirse despacio y claramente.
  4. Se debe mostrar el respeto y posición que se reconoce a la persona por lo que primero se debe presentar al de menos jerarquía, es decir, que al que se menciona primero se le está dando el lugar de honor. Así, el joven se le presenta al mayor, el empleado al jefe, la secretaria a los funcionarios y, el caballero a la dama, excepto en el caso de que él sea muy mayor o que se trate de una alta autoridad civil o eclesiástica. En igualdad de condiciones es indiferente el orden.
  5. Al acercarse una persona a un grupo, los caballeros deberán levantarse siempre, y las damas permanecen sentadas salvo en el caso de que quien llega es una mujer mayor que ellas.
  6. Quien invita a sentarse es uno de los caballeros, el anfitrión si se encuentra ahí (de preferencia se señala un lugar hasta ese momento desocupado o se acerca otro asiento, pues si alguien lo cede puede ser molesto para el recién llegado porque está caliente. Para volver asentarse se debe esperar a que las personas de mayor jerarquía lo hagan.
  7. El anfitrión es quien primero se sienta, después de los principales.
  8. Las fórmulas obligadas de presentación son el “Permítame que le presente al…”, “conoce usted al…”, “tengo el gusto de presentarle al…”. A los militares un caballero los trata de “mi general”, una dama de general; a los ejecutivos por su cargo o por su profesión, anteponiendo la palabra “señora”, “señorita”, “señor”.

Así mismo la persona presentada puede:

  1. Utilizar cualquier frase de cortesía mientras estrecha la mano con un apretón breve pero un poco enérgico, sencillo y cordial, mirando a los ojos.
  2. Si es caballero deberá quitarse los guantes para saludar, la dama no; igual regla se aplica al sombrero.
  3. El uso de lentes obscuros que no sean graduados está prohibido en el momento de saludar.
  4. El besar o simular un beso en la mano a las damas es costumbre de los caballeros europeos y algunos otros lo practican; sin embargo, debo mencionar que el protocolo indica que esto debe no en la calle ni en ningún lugar abierto a menos que sea un jardín propio o de un familiar; tampoco se debe dar a través de la mesa, ni si la dama lleva guantes puestos.
  5. El beso en la mejilla, debe darse al aire si no hay confianza, se acostumbra cada vez más, sobre todo entre damas, pero hay que ser cuidadosa con personas de alta jerarquía y con extranjeras. En muchos paises europeos se dan besos en ambas mejillas y lo hacen también entre caballeros. En Argentina se acostumbra a dar un solo beso sin importar el género.
  6. Si la persona no es partidaria de recibir besos, extiende la mano con fuerza poniendo una barrera defensiva.
  7. En reuniones muy concurridas puede suceder que el anfitrión no pueda presentar a todos por lo que la propia persona debe presentarse saludando, diciendo su nombre y su cargo, entregando su tarjeta profesional enseguida. Esto puede hacerse acercándose a un grupo si se está de pie o dirigiéndose a sus vecinos de mesa

  8. Acerca de la despedida, esta debe ser breve y las explicaciones, en caso necesario, darlas sólo al anfitrión.

  9. Si se desea partir no se debe iniciar ninguna conversación, pues es descortés interrumpirla señalando que es hora de abandonar el recinto.

  10. Por cortesía se puede despedir de personalidades si el acto fue de pie,

  11. Si se asistió a un acto que fue por distribución de mesas, lo conveniente es despedirse de sus compañeros de mesa y del anfitrión sin hacer mayor ostentación de la partida, pues parecerá que desea que le rueguen que se quede.

Acerca del Saludo, el apretón de manos es el saludo empresarial por excelencia y debe realizarse con una fuerza suficiente no excesiva, y sin situar nunca la mano por encima o por debajo de la de la otra persona. Así mismo la mirada es un elemento muy importante y son de dos tipos: una mirada focalizada en la frente implica autoridad, mientras que si está dirigida al triángulo formado por los ojos y la boca tiene un sentido de amistad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s