COMO CRIAR UN BUEN HIJO, BUENA PERSONA

Mucha gente cree que un buen niño o hijo es aquel que es obediente o hace todo lo que sus padres le dicen.  Lo cierto es, que puede que lo que hace no lo hace por placer, pero, no les queda de otra debido a son indefensos y lo hacen de buena gana o de mala gana, pero si o si tienen que  hacerlo y ahi se convierten en una persona falsa. Unos, terminarán por rebelarse debido a la excesiva imposición de obedecer, produciendo en el niño una reacción…   

Un buen niño o hijo es atento, comprensivo, respetuoso, que escucha a su padre o madre porque sabe más, porque ha vivido más, porque ha experimentado más…le oye y le intenta siempre entender.  Siempre esta abierto, no tiene prisa en obedecer o desobedecer… Siempre está dispuesto a escuchar, comprender y aprender y luego hace lo que su padre dice porque está de acuerdo y lo dice, no es una reacción y si  no esta de acuerdo igualmente lo dice, lo deja claro.  La acción contraria lo convierte en un ser falso. 

Entre padres e hijos hace falta un gran entendimiento.  El padre o la madre representa el pasado y nuestro hijo el futuro,  por lo que es obligatorio establecer un nexo y no puede ser solo desde una parte sino de ambas, por lo que, en principio, no solo el niño tiene que ser un buen niño sino que también el padre tiene que ser un buen padre o una buena madre.

Hace falta COMPRENSIÓN, cuando la obediencia sale de esta, es lo mejor.  Algunas veces cuando la rebelión sale de la comprensión, también es buena, el tema es que siempre debe salir de  la comprensión no de una reacción.

Hay personas que no harán nada porque lo manda su padre o madre entonces haciendo  lo opuesto, ambos egos estan en conflicto y hay quienes a pesar de saber que algo está mal, lo hacen porque lo dice el padre, como fuere ambas acciones son erróneos.

Un buen niño o un buen hijo para que sea una buena persona, es aquel que escucha al padre o madre y a todas las figuras paternas o maternas como maestros, abuelos, tios, personas mayores e intenta comprender con gran respeto abiertamente, sin conclusiones. Entonces, cualquiera que sea la decisión que surja en él, sea seguir el consejo o no, es fiel a ella. Eso no es ni reacción ni obediencia: simplemente es actuar desde la comprensión” y para lograrlo debemos:

Pasa más tiempo con ellos, dejándo de lado todo, ponerte a leer un libro, jugar a la pelota o a las muñecas, jugar un juego de mesa o ir con ellos de paseo o excursión,  INTERACTUAR con el hijo o hija persona a persona… esto es lo que recordarán, lo que le compres lo olvidará, los hijos solo quieren aunque no lo parezca por si le diste una tablet, un celular o movil o una consola, quieren pasar sólo tiempo de calidad contigo.

Hablarles en voz alta, generalmente los padres o madres me suelen decir que “su hijos son su prioridad”  Pero, ellos no han oído ese mensaje, por lo que recomiendo AVERIGUAR QUE ESTA PASADO EN LA VIDA DE TU HIJO, consultando con los profesores de sus colegio, entrenadores, tutores y otros a los que el tenga acceso, averiguar si tiene cambios en su comportamiento.  Debes hacer que tu hijo se sienta cómodo para hablar contigo, para lo cual el necesita oirte decir que en tu vida es tu prioridad. No es suficiente ni bueno pensar o creerse que demostrar tu amor es dándoles cosas, manteniéndolos a salvo o alimentándolos. Los niños necesitan reconocimiento mediante palabras y decirlo sólo cuando están mal….. Las palabras son importantes. hazlos que se sienten a hablar contigo y compartir historias

Muéstrale como resolver los problemas, es el mejor regalo que le puedes dar a tu hijo, el ayudarles a desarrollar su capacidad de analizar y solucionar problemas. Confiar enel hijo@ para decidir por sí mismo lo que quiere, NO PODEMOS RESOLVERLES SU PROBLEMA TODO EL TIEMPO.  Lo saludable es permitirles experimentar la vida a través de sus propias perspectivas, el logro es importante y permitirles determinar lo que quieren, es darles consciencia.  

Hacer del hijo un adulto productivo, permitiendo que se te acerque y comparta contigo sus problemas, guiarlo para que haga las mejores elecciones posibles.  Verles errar cuesta pero es parte del crecer.  Debes ser felíz por lo que ellos logren y no sentirte felíz porque eres su padre o su madre.  Como padres nos enfocamos en su felicidad y no en la consecución de sus logros, si es así, estarás empujando a tu hijo hija, a centrarse en el éxito y esa presión puede atraer resultados negativos, y asi estaremos frente a unos hijos con éxitos pero con una gran infelicidad.

Que sea agradecido, quienes lo son son mucho más útiles, generosos, compasivosm más felices y saludables.  Cuando les demos tareas siempre debemos expresarles nuestra gratitud por lo logrado.  Es vital que los niños vean que la gratitud es un gran don, en donde cada vez que se haga algo, honrarlos y reconocer el desempeño.  No es decir YO LE ENSEÑO A DAR LAS GRACIAS o el clásico ¿Qué se dice?… hay de demostrarlo con hechos, demostrar que agradeces siempre lo que se hace por ti o para ti siempre, y NO te dediques a alabar actos que no sean hechos desde la bondad.

Debemos enseñar a nuestros hijos a ser empáticos, compasivos con los demás.  Visiten lugares donde hay gente con grandes carencias, que se confundan entre ellos y asi ser testigos de lo afortunados que son y ser abiertos con ellos. Deben sentir lo que agradecen, deben sentir lo que agradecen, agradecer es la palabra mágica para ser un buen niño o un buen hijo y no solo hacia nosotros sino por todo y por todos. Criar a un niño bueno , a un buen hijo es ayudar inclusive a su inserción social, a los demás, al darles la oportunidad de ser un adulto de bien, sin prejuicios, sin intolerancias ni diferencias 

Enseñarles a tener perspectivas amplias de la vida, es decir, dejarles experimentar el mundo y lo que hay a través de su compasión, es decir que se preocupen no sólo de su círculo familiar o amiguitos.  Enseñarles a tener una escucha activa, a preocuparse por atender al que le habla, a no juzgar basándose en su etnia, religión, política, nacionalidad.  Dejar que los niños alternen con otros de diferente cultura les ayuda a desarrollar su cariño, amabilidad y felicidad.  De esta enseñanza depende que nuestros hijos sean grandes personas, dispuestas a cambiar al mundo.

Nosotros somos responsables de formar la buena madera en nuestros hijos, ayudándoles a desplazarse por el mundo con compasión, bondad y amor.  “Hacer de nuestro hijo un buen niño o niña no es una tarea fácil, lograrlo será lo más gratificante del mundo, porque verás en su dia a dia como fluyen en el o ella  características como: 

  • Ser Empático, la capacidad de ponerse en el lugar del otro. 
  • Respetuoso siempre, a pesar de las diferencias que pudieran existir.
  • Generador de confianza, es alguien en el que se puede confiar, transmitiendo su capacidad de saber actuar correctamente ante cualquier circunstancia.
  • Ser Paciente, actitud que lo hace soportar contratiempos o dificultades porque sabe que las cosas llevan su tiempo y es capaz de entender mejor las situaciones y las relaciones personales.
  • Buen humor, sabe proporcionar ese toque de alegría que muchas personas necesitan, siendo consciente del momento adecuado y del tipo de bromas que hacer y sobre qué temas.
  • Optimista, en su justa mesura, que procura ver siempre el lado positivo de las cosas centrándose en el antes que en los aspectos negativos.
  • Generoso, de compartir no solo lo material sino en la capacidad de brindar su tiempo, habilidades sin esperar nada a cambio. 
  • Altruista, actúa en beneficio de los demás, aunque requiera de un sacrificio personal, valorando cuando y cuanto estas acciones contribuirán a un bien mayor aunque no nos aporten un beneficio directo a nosotros mismos.
  • Humilde, capacidad para reconocer sus errores, limitaciones. No se siente por encima de los demás sino igual cada quien con sus virtudes y defectos.
  • Honrado, actua siempre de buena fé, recto y justo, guiándose por lo que es correcto en todos los niveles de su vida. No permite el engaño y se rige por valores morales de acción y pensamiento.

Recuerda que si queremos una sociedad sana, justa, buena…empecemos por casa, con ellos nuestros hijos no vale dejar la tarea para mañana ni decir el será lo que el destino quiera. NO, el será lo que tu le permitiste ser o hacer o dejaste ser….. hacer un hombre o mujer de bien depende de tí, ¿vamos a hacer la tarea.? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s