BOTOX

El Botox® (la marca del primer medicamento de este tipo que se comercializó), es una tóxina purificada producida por la Clostridium botulinum bacterium .  Es en realidad la toxina que produce el botulismo, sin embargo, se aprovecha su capacidad de producir parálisis muscular para utilizarla con fines médicos en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y en la medicina estética para las arrugas de expresión, que es por lo que más se le conoce. 

mitos-acerca-del-botox1

Esta sustancia afecta los impulsos nerviosos que controlan los músculos de expresión facial, los cuales dan lugar a las arrugas. Al ejercer un efecto relajante en estos músculos, el Botox® puede reducir de manera contundente la apariencia de estas arrugas.

El Botox® ha sido usado durante décadas por otras especialidades de la medicina, incluso se usa para corregir el estrabismo, Las distonías, El blefaroespasmo, Las algias vertebrales, La migraña, La hiperhidrosis, La incontinencia urinaria en parapléjicos, etc pero adquirió popularidad durante la década pasada por su uso para fines cosméticos, porque al inyectarse en determinados músculos del rostro elimina las arrugas y devuelve al lozanía. Su uso ha sido aprobado por el FDA.
El tratamiento implica una inyección de la neurotoxina directamente a los músculos de la cara, que sólo requiere anestesia tópica local. Esta sustancia consigue bloquear los impulsos que parten de las terminaciones nerviosas y que contactan con la musculatura facial, de tal manera que dicho músculo no se pueda contraer.

Utilizado adecuadamente no causa una expresión de congelación facial. La toxina botulinica se adhiere a la placa terminal nerviosa y bloquea la liberación de acetilcolina. Esta unión es permanente y la liberación de acetilcolina empieza de nuevo cuando al nervio le sale una nueva placa Terminal.  Los efectos clínicos después de la inyección de Botox comienzan al tercer o quinto día, los efectos finales son evidentes en siete o diez días y persisten por 90 a 120 días.  

 

APLICACIÓN DEL BÓTOX

images
El médico o el esteticista inyecta cantidades minúsculas de Botox® Cosmetic en regiones donde hay arrugas, como la zona frontal, peri orbiculares del rostro y en el entrecejo. También suele utilizarse para levantar las cejas, acabar con las arrugas del escote, las del mentón y las del cuello, pero éstas últimas necesitan manos muy expertas.

El procedimiento produce poco dolor, se trata más bien de pinchazos, pero en personas altamente sensibles al dolor se puede aplicar anestesia local o en crema y spray.

El botox no se aplica en las arrugas alrededor de la boca ni en las comisuras de los labios.

Consejos para antes de su aplicación
Dos semanas antes de aplicarse el Botox es conveniente evitar ingerir medicamentos y vitaminas que cambian la composición de la sangre, como aspirina, ibuprofeno, ginko biloba, vitamina E, pastillas de ajo. Evitar la exposición prolongada al sol
Consejos para su post aplicación
Evitar acostarse durante las siguientes cuatro horas a la aplicación para prevenir la difusión del medicamento hacia zonas adyacentes no deseadas.  Evitar hacer ejercicios fuertes en las siguientes cuatro horas, tales como ir al gimnasio o bailar.
Colocarse hielo a intervalos si aparecen hematomas o morados. Para los hematomas, se podrá aplicar crema con vitamina K dos veces al día o árnica.  Evitar masajearse la zona donde se realizó la infiltración

El láser-acupuntura es aplicado en aquellos casos en los que las agujas no fueron suficientes para restaurar el equilibrio energético del flujo de la energía, como las cefaleas y migrañas, la artritis, el control del apetito, ciertos desajustes nerviosos, la celulitis, las estrías cutáneas, el tratamiento de arrugas, y la activación de la penetración de productos cosméticos a través de la piel.

Los posibles daños que un láser pueda causar, están relacionados con la radiación que produce su funcionamiento. Esta capacidad para producir daño, está determinada por tres factores: Su longitud de onda, duración o tiempo de exposición y la potencia o energía del haz de luz que produce.

En lo que se refiere a la eliminación de las arrugas faciales, el botox ofrece claras ventajas porque apenas tiene contraindicaciones, evita la cirugía, se puede aplicar en cualquier época del año, es una técnica prácticamente indolora, sus efectos son inmediatos y se prolongan entre cinco y seis meses, raramente produce efectos adversos, como reacciones alérgicas, rigidez facial o náuseas.

images-1

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s