LLEGÓ LA HORA DE ¿DECIDIR?

Decidir es una elección entre opciones para resolver diferentes situaciones de la vida en lo personal, en lo sentimental, en lo laboral, en lo familiar, o empresarial.  La forma de decidir consiste, básicamente, en elegir una opción entre las disponibles y de forma RESPONSABLE, a los efectos de resolver un problema actual o potencial (aún cuando no se evidencie un conflicto latente).

lll

La toma de decisión se caracteriza por el hecho de que uno hace uso de su razonamiento y pensamiento para elegir una solución ante algo en concreto, en la que importa la elección del camino a seguir por lo que se deben evaluar las alternativas de acción y si estas no están presentes, no existirá decisión,  por ende, para tomar una decisión,  cualquiera que sea su naturaleza es necesario conocer, comprender, analizar un problema para así darle solución.  Algunos casos son simples y cotidianos por lo que su proceso se realiza de forma implícita y se soluciona rápidamente pero hay otros casos en los que las consecuencias pueden ser a causa de una mala o buena elección trayendo grandes repercusiones en nuestras vidas.

Pero como siempre digo lo que vayamos a decidir que sea de forma consciente y responsable por las consecuencias que ésta decisión pueda acarrear, estas a veces se nos presentan como RETOS que nos están empujando a salir o no de nuestra zona de confort.

Para tomar una decisión “buena” es importante:

+ Pensar en aquello sobre lo que has de decidirte en diferentes momentos ya que nuestro estado de ánimo nunca es el mismo a todas horas del día y esos cambios nos harán ver mejor el “panorama” de lo que pensamos decidir viendo claramente los pro y los contra y de preferencia anótalo de ser posible en dos listas o sea dos posibilidades y compara, verás y reconocerás las que valen con responsabilidad.  Y vuélvelo a revisar en dos días para que tomes ya una decisión objetiva y clara.

+ Documentarte sobre el tema por el que hay que decidirnos, aprovechando el internet por ejemplo pero contrastandolo todo.

+ Ponerte en los zapatos del “otro/a” y piensa en el como actuaría la otra parte o las otras partes, o si gustas plantea el problema a otras personas responsables y objetivas y entiende sus opiniones sin el ánimo de pedir consejo.

+ Cuando ya tengas “casi” segura tu decisión, rescata los argumentos con que defenderla haciéndote la idea de que te pregunten del porque de tu decisión y por ende demostrar porque es la adecuada.
Y por último,

+ Sea cual sea tu decisión esta no debe estar jamás en perjuicio contra tu anhelos.  Porque no debes decidir algo jamás para para satisfacer a los demás si tu realmente no lo estarás por lo tanto pregúntate si con esa decisión estás satisfecho/a o sientes que te has quitado un peso de encima o te sientes sentenciado/a
Porque por experiencia sé que esa última sensación es la que realmente cuenta.

Todo lo que decidas en tu vida HAZLO pero con la cabeza nunca con el hígado o con los pies porque te lamentarás, pero hazlo y no pases a ser uno más de la lista de los indecisos porque……….

dafo-indecisa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s